Lo que veo peor de los peores, es que los cristianos estén peor que nunca…

10/07/2015 09:48

A todos mis compatriotas argentinos “cristianos” que me acusan de “K”, fanático de Cristina, ciego, partidario, politiquero, ignorante, y porque no vivo en el país no les alcanzo en el discernimiento y el conocimiento necesario para poder hacer una crítica constructiva, reflexiones y alertas espirituales al pueblo, en mi carácter de pastor de Cristo y periodista que vive casi todo el día dedicado a estas profesiones.

¿Qué significan las siguientes cuestiones actuales? Siempre teniendo en cuenta tan sólo este período “kirchnerista”:

  1. Durante estos doce años algunos “cristianos” salieron del armario y ya se manifiestan a favor de la homosexualidad…
  2. Muchos, como durante ninguna otra época de la historia, han abandonado la saludable práctica de los diezmos y las ofrendas generosas para la Obra de Dios…
  3. Muchos dejaron de congregarse o se cambian seguido de lugar, como nunca antes…
  4. Muchos jamás habían tenido un empleo, una microempresa, una jubilación o pensión, y aunque en el montón tal vez muchos no merecían, o lo usan para no trabajar, no se descarta que el beneficio fue casi masivo, y entonces, la pregunta: ¿Cómo debe reaccionar la iglesia, oponiéndose al gobierno, criticándolo, haciendo “mea culpa” por no ser ella la que llegase primero a los menos protegidos, o maltratándoles como parásitos? 
  5. Como nunca antes las iglesias se llenaron de jóvenes que las comandan por medio del RELATIVISMO, donde la Biblia quedó de lado, la adoración se trasladó de Dios al hombre y la alabanza se banalizó…
  6. Como nunca antes los templos aumentaron en cantidad de congregantes, pero también disminuyó el compromiso a Dios mientras las ventajas que el grupo ofrezca no sea la que ellos buscan y les satisfagan…
  7. La mayoría de los congregantes nunca había tenido su automóvil, su moto, su bicicleta; y por años esperó alcanzar la casa propia, mas ahora lo tienen…
  8. Los evangélicos jamás habían podido manifestarse públicamente tan libre y hasta generosamente apoyados por los gobiernos en sus distintas instancias como durante este tiempo, tanto que la concentración del 2004 registró algunos cientos de miles más que la de recepción del Papa…
  9. Los evangélicos jamás tuvieron participación política y apoyos sin  cualquier discriminación, como yo mismo fui parte en la constitución de una mutual en Buenos Aires, y después de algunos años, al pasar por allí el portero del edificio me informa que los encargados de la misma se mudaron de madrugada, dejando 5 meses de alquiler impagos…
  10. Los evangélicos nunca habían participado en primera línea en las decisiones políticas como en esta década y años, habiendo sentado con los dos últimos presidentes a discutir de todo, e incluso en reuniones solemnes en el Congreso que yo mismo participé…

Pero ahora… ¿Dónde estamos? ¿Cristina tiene la culpa? ¿Cómo ella permaneció y la iglesia no pudo? ¿Por qué se perdieron tantas oportunidades? ¿Cuando la jerarquía evangélica aprovechó e hizo algo si no a favor de todos los argentinos, al menos a favor de su clase, delante del decreto 1086/2005?  ¿Cuándo el liderazgo de las iglesias dejó de pelearse por cargos, posiciones y status, mientras mataban en el vientre a nuestros niños, los pobres más extremos se enfermaban hasta la muerte, sobreviviendo como en otras partes del mundo, y que hoy tratan de mostrar como un pecado de este gobierno? ¿Dónde estábamos cuando nuestros adolescentes se suicidaban? Por caso, hicimos algo? Cuando las escuelas me llamaron para asistirles en este drama, mis acompañantes “pastores” arruinaron mi manifestación de la luz en el medio, y en Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco hasta levantaron calumnias contra mí en su corrida atrás de chapas de cartón, cemento y  ladrillos del gobierno, y en Corrientes un “pastor” (Oh Ironía! “Corazón de Jesús”) me robó la casa, y en Mendoza y Buenos Aires me cerraron puertas por egoísmo y mediocridad… ¿Cuándo nos hemos arrepentido de tanta falacia en nombre de Cristo, hipocresía y miseria en el hacer de la Obra de Dios, para hoy poder levantar el dedo contra el Papa, el Gobierno, la Izquierda, y los K? 

Estas reflexiones no las hago desde mi interior en que guardo recuerdos y tal vez los dolores aún no hayan sido sanados y liberados, aunque creo que no, porque si guardara marcas de dolor, no hubiera seguido insistentemente, en el país y fuera de él trabajando arduamente a favor de los argentinos, por la paz, la verdad y la coherencia como cristianos que decimos ser. Sí las hago desde un análisis hasta superficial, pero extremadamente evidente en cualquier tapa de diario, en Facebook, radios y televisión en que los mismos “cristianos” argentinos de hoy mayoritariamente están del otro lado del Gobierno, y por tanto, con razón, me ven desencajado de “la realidad” ¿Qué realidad? ¿Los menemistas no enriquecieron “ilegítimamente”? ¿Los militares no fueron los que más usufructuaron la riqueza de todos en el país y así aumentaron como ningunos la Deuda Externa? Los radicales, por caso, no enriquecieron “ilegítimamente”? Los de la Alianza, fueron mejores? Qué peor hay de nuevo hoy en el país? Tal vez mucho, y lo que veo peor de los peores, es que los cristianos estén peor que nunca, al estar de las abundantes noticias de los medios, y la Biblia que nunca dejó de revelarnos tal cual somos en cualquier tiempo y lugar, sin favorecer partidos ni gobiernos…  

No me hace falta seguir ahí, en el mismo terreno, si los que quedaron y afirman estar “soportando este Gobierno” están peor que nunca en su espiritualidad, su moral y su humanidad, no así materialmente (aunque tal vez “este gobierno” no les haya dado pescado sino el anzuelo y la cañita a los más pudientes, y pescado a los hambrientos que ni fuerzas tenían para salir  a buscar pescar). Ni me hace falta ni merezco ni algo mejoraría, si el mismo Jesús afirmó que no hay profeta amado en su propia tierra, y lamentablemente, la mayoría de mis connacionales son abastados en su saber, de tal modo que comentarios justificativos, auto-defensivos y contendedores no faltarán después de leído (o mal leído) este artículo destinado a mis hermanos argentinos que siempre opinaron sobre mi persona y ahora me siento en el derecho de réplica…            

—————

Voltar


Categorias


Contato

VIDA e VERDADE

Figueira 918, Santa Rita 1
Londrina
86.072.160


43-9841-8353


Crie um site com

  • Totalmente GRÁTIS
  • Design profissional
  • Criação super fácil

Este site foi criado com Webnode. Crie o seu de graça agora!