La Incoherencia...

11/07/2015 18:04

Patología endémica en América Latina

Tal vez no pueda atribuir a un solo país de la región, o las comparaciones no sean oportunas ni justas, en los momentos de desconstrucción de identidades que Derecha e Izquierda inauguraron para nuestras Democracias. Entretanto, “a buen entendedor, pocas palabras bastan…”. Lo que implica afirmar que este somero análisis, pero coherente, ciertamente servirá como anillo al dedo para buenos entendedores y humildes en reconocer nuestras miserias en nombre de Cristo:

Predicamos que es a los pobres que el Evangelio es anunciado. Que “a los pobres siempre lo tendremos con nosotros”, que Jesús siempre priorizó al pobre, que son bienaventurados los pobres, porque de ellos es el reino de los cielos, que debemos socorrer primero a los pobres domésticos, pero que tampoco debemos olvidar de los presos y pobres de la sociedad en general, pero…

… Trabajamos locamente para dejar de ser pobres, no parecer pobre, no desagradar en las fiestas como los pobres, no llegar a necesitar al punto de tener que pedir, como los pobres, oramos para que Dios salve a fulano, porque es rico, y no oramos por los pobres, le pedimos fiado a los ricos, le embromamos al pobre, y le mandamos orar y confiar en el Señor, haciendo que no vemos sus necesidades, y cuando el Gobierno le socorre, decimos: es su deber; era lo mínimo que debía hacer. Cuando el pobre cuenta un milagro de provisión fuera de “su” iglesia, le advertimos, que bien puede ser engaño de Satanás, o maleficio,  y es como si nunca leímos ni enseñamos ni predicamos lo primero…

Esta patología endémica en América Latina se llama INCOHERENCIA. El cuerpo humano sabe cuando enferma; no se engaña, porque trae en si mismo incorporado mecanismos de defensa y denuncia del sabotaje de las enfermedades. Así también nuestro cuerpo espiritual y la iglesia, Cuerpo de Cristo. El generador de la enfermedad se ríe cuando lo negamos.

Cuando considerándonos cristianos, así mismo somos incoherentes, no cumpliendo con las normas de serlo, no viviendo nosotros mismos en concordancia con ellas, y hasta arremetiendo contra el Gobierno y distorsionando motivaciones en las obras sociales católicas, contagiamos a otros con la enfermedad de la incoherencia, a quienes son inmunológicamente indefensos, nos agravamos en nuestro estado, al negarlo, y le damos motivo para atacarnos por los virus oportunistas de ladrones de nuestra paz y riquezas materiales, y asaltantes de nuestras falsas zonas de seguridad.  

—————

Voltar


Categorias


Contato

VIDA e VERDADE

Figueira 918, Santa Rita 1
Londrina
86.072.160


43-9841-8353


Crie um site com

  • Totalmente GRÁTIS
  • Centenas de templates
  • Todo em português

Este site foi criado com Webnode. Crie um grátis para você também!